Ingeniería, Instalación y Desarrollo Solar

Gracias a un nuevo sistema desarrollado por investigadores del Instituto de Energía Solar (IES) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y de la Universidad Pública de Navarra (UPN), la penetración de la potencia fotovoltaica en el sistema eléctrico europeo podría llegar a ser de un 30%, un porcentaje mucho mayor que el que actualmente es posible.

Nueve naciones ya han alcanzado los objetivos 'verdes' que se marcaron para 2020.

Según el informe, el consumo medio de una vivienda que tenga instalado paneles con una potencia pico entre 500 y 1.500 vatios (W) sería de unos 5.470 kilovatios hora (kWh), de los cuales 4.400 kWh corresponden a la electricidad que consumen directamente de la instalación eléctrica convencional, lo que supone unos 615 euros al año en términos de energía consumida.
La inversión en este tipo de energía ha aumentado un 22% por el crecimiento del país

Esta idea parece extraída de una novela de ciencia ficción, pero la verdad es que se está considerando como una posibilidad muy real. 

Un grupo de investigadores acaba de publicar un proyecto científico que parece sacado de una novela futurista espacial por su peculiar meta: instalar miles de celdas solares en la Luna, para enviar la totalidad de esa energía a la Tierra, logrando con ello abandonar todos los sistemas actuales que complican la situación del cambio climático. La energía solar ha llegado a un punto en donde puede convertirse en el mejor recurso para mantener activas las industrias mundiales sin dañar tanto al planeta. El ejemplo del Aeropuerto Internacional de Cochin en la India marca el precedente de que es posible dar el salto completo a usar únicamente esta clase de sistemas y abandonar los tradicionales. Pero instalar paneles solares en la Luna para mandar esa energía a la Tierra implica algunos retos adicionales. Para energizar completamente a nuestro planeta sería necesario cubrir una superficie de aproximadamente 258.367 km², lo que equivale al 92% del área de Nevada, Estados Unidos. Así lo afirma Justin Lewis-Weber, principal autor del documento. Contar con esa extensión territorial en la Tierra es complicado, por las dimensiones y los periodos necesarios nocturnos, pero en la Luna hay bastante espacio y la luz del sol es mucho más fuerte en su impacto, lo que no vuelve tan descabellada la idea. El problema reside en cómo financiar el envío de las celdas al espacio y cómo transmitir la energía al planeta. Paul Jaffe, parte del proyecto, comparte en entrevista con Popular Science la idea de utilizar microondas para enviar la energía colectada a nuestro planeta, a una intensidad lo suficientemente baja para no freír a la humanidad (a menos que el Dr. Evil se adueñe del sistema). Pero el problema más grande es el financiamiento, ya que enviar la cantidad de celdas necesarias costaría billones de dólares. http://diarioecologia.com

Fuente: http://www.ecoticias.com/energias-renovables/113499/Celdas-solar-luna-realidad-ficcionhttp://www.ecoticias.com/energias-renovables/113499/Celdas-solar-luna-realidad-ficcion

América del Sur y, en especial, los países de la Cuenca del Río de la Plata (Uruguay, Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia) se encuentran en una posición ventajosa a la hora de cumplir con los compromisos asumidos en la Conferencia Global de Cambio Climático, la COP21, celebrada en diciembre pasado en París, y que establece un marco global común para reducir las emisiones de gas invernadero de forma sostenible.
 
En general, América Latina es la región que menos contribuye a la generación de los gases que afectan al cambio climático. La incidencia -como producto del sector energético- es de alrededor del 6%, mientras que si se incluye el aporte del sector agrícola y la deforestación, llega al 12%. Como contrapartida, en realidad, lo que ocurre es que es víctima de los desmedidos impactos del cambio climático. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre 2003 y 2013, el sector agrícola de la región perdió once mil millones de dólares debido a los desastres naturales.
 
Los países de esta sub-región han sido pioneros en desarrollar algunos nichos tecnológicos en el área de las energías renovables e incorporarlos con importancia en sus matrices energéticas, como por ejemplo, el etanol en Brasil, energía hidráulica en Paraguay y la energía eólica en Uruguay. La región posee un alto nivel de conocimiento científico-técnico e instituciones de primer nivel que están desarrollando tecnologías innovadoras. Además, su geografía colabora, ya que posee abundantes fuentes potenciales de energía renovable.
 
En Bolivia, la matriz energética se ha diversificado al incorporar usinas termoeléctricas, aprovechando la producción de gas natural, cuya eficiencia es indiscutible. Así se llegó a una ecuación de producción eléctrica en la que esta fuente representa el 70 por ciento de la generación de dicha energía y el 30 por ciento restante se cubre con energía hidroeléctrica y otras energías alternativas.
 
El Uruguay, por su parte, se aproxima hacia un modelo inédito en la región y el mundo, con un escenario energético que contempla una matriz de casi el cien por cien compuesta por energías renovables, donde la hidroeléctrica y eólica predominan.
 
Mientras en el Cono Sur la media de energía renovable se estima por encima del 30%, en los países ricos de la OCDE es de apenas el 8 por ciento
En efecto, con una inversión de alrededor del 3% de su Producto Bruto Interno en este sector, el 25% de la energía eléctrica proviene de fuentes eólicas, mientras que un 15% es solar y biomasa. Casi el 60% restante es energía hidroeléctrica.
 
La estrategia de Uruguay no es un gran secreto; se basa en planificación y consensos a largo plazo:
 
planes de largo plazo hasta 2030,
acuerdos de carácter nacional, por encima del arco político y
cooperación público-privada.
En el caso del Paraguay, y según cifras oficiales, el 57 por ciento de su energía proviene de fuentes hidroeléctricas, en tanto que más del 20 por ciento es biomasa y el resto es petróleo y derivados. Hay espacio para una mayor renovación potenciada por la gran capacidad que el país tiene para la energía solar, eólica y el gas natural.
 
Si bien hasta 2030 el país tiene asegurada sus fuentes de energía a través de las represas hidroeléctricas de Yacireta (con Brasil) e Itaipu (con Argentina), ya existen planes para una mayor diversificación de la matriz.
 
Por su parte, en Argentina el gas natural alcanza a más del 50% de la matriz energética, seguido del petróleo, con el 37 por ciento, y el resto lo constituyen fuentes alternativas de energía, con un enorme potencial para la incorporación de energía eólica.
 
Brasil, por su lado, presenta un mix energético envidiable con 50% de energía renovable impulsado por la relevante presencia del etanol.
 
Mientras en el Cono Sur la media de energía renovable se estima por encima del 30%, en los países ricos de la OCDE es de apenas el ocho por ciento
 
Desde FONPLATA estamos apoyando este proceso hacia las energías eficientes y renovables. Estamos convencidos que es posible crecer económicamente y al mismo tiempo mantener y desarrollar una matriz energética limpia. Pero ello no debe significar conformismo. Por el contrario. Si aspiramos a la sostenibilidad energética con la mira puesta en los compromisos de la comunidad internacional para 2030, debemos articular una política sobre tres ejes: seguridad energética, equidad social y mitigación de los impactos ambientales, incluyendo el cambio climático. El Cono Sur tiene en esa búsqueda un gran camino ya recorrido y por ello es parte de la solución global al cambio climático.
Fuente:www.huffingtonpost.es
La fotovoltaica se adentra cada vez más en el sector agrícola. Sea para calentar el agua en granjas y bodegas o para bombearla en sistemas de riego, la energía solar está fortaleciendo su alianza con el agricultor.
Dos ingenierías, clientes de Krannich Solar, INELSUR y Enertech Ingenieros (Etigen Ingeniería) lo están demostrando en su día a día. Recientemente, las compañías andaluzas han puesto en marcha cinco instalaciones de bombeo solar para el riego agrícola. Se trata de sistemas fotovoltaicos de 110kW en total que alimentan cinco bombas con una potencia conjunta de 73CV, dos de los que se llevaron a cabo en Granada, otros dos en Jaén y uno, en Málaga.
 
 Dos instalaciones solares fueron puestas en marcha por la malagueña Enertech Ingenieros (Etigen Ingeniería), especializada en eficiencia energética, climatización y domótica, además de renovables. Los dos proyectos de riego agrícola fueron diseñados con bombas trifásicas a 400V de 25CV y 15CV y controladores Enertech LP400, desarrollados por la misma ingeniería. El equipo funciona a través de un variador de frecuencia y PLC con pantalla táctil. El primer sistema fotovoltaico, de 37kW, se llevó a cabo en Guadix, Granada, con paneles solares Axitec AxiPower AC-260P/156-60S, mientras que el segundo, de 23kW en Alameda, Málaga, con Suntech STP245-20/Wd, suministrados por Krannich Solar. En este segundo caso, la instalación fotovoltaica alimenta, además, las bombas agitadora y de inyección de abono, los controles de presión en riego y de sectores y la alarma.
 
La empresa jienense INELSUR, experta en ingeniería y fabricación de cuadros eléctricos y especializada en bombeo solar, llevó a cabo otros tres sistemas fotovoltaicos para el riego agrícola de 10, 15 y 25kW en Granada y en jienenses La Carolina y Santisteban del Puerto. En los tres proyectos, la compañía aurgitana incluyó cuadros eléctricos de riego CS055G40, CS075G40 y CS200G40 de fabricación propia y bombas hidráulicas trifásicas convencionales de 5.5, 7.5 y 20CV, así como paneles fotovoltaicos Axitec AxiPower AC-250P/156-60S que Krannich Solar distribuye en condiciones exclusivas. En general, en este último año INELSUR ha suministrado sistemas fotovoltaicos para el riego agrícola de hasta 600kW en conjunto con los cuadros eléctricos de la gama CS y bombas hidráulicas trifásicas convencionales de hasta 800CV a 230-400V.
La producción fotovoltaica de las cinco instalaciones de bombeo solar superará los 172MWh al año, la misma energía que suelen consumir unos 74 hogares españoles. La electricidad limpia evitará la emisión anual de 108 toneladas de CO2, si la comparamos con la generación de diésel que se empleaba anteriormente en estos sistemas de riego agrícola. La inversión total en los proyectos fotovoltaicos asciende a 137.000€, mientras que el ahorro económico en gasoil superará los 34.000€ al año, importe que asegura la amortización del dinero invertido en unos tres años de media, aunque una vez en marcha la solución de bombeo solar, el agricultor riega sin miramiento.
 
El desarrollo de bombeo solar es crucial para la agricultura española, pues el regadío supone casi el 60% de la producción final agrícola nacional, según Fenacore, Federación nacional de comunidades de regantes de España. Además, como afirma Enrique Playán, Investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el riego genera un 2,3% del consumo nacional de electricidad, que el pasado año ascendió a 248,2TWh, según los datos de la REE. Con lo cual, la demanda eléctrica de los 875 mil regantes, concentrada en la primavera y el verano, supera los 5,7TWh, que significa una capacidad de mercado para las renovables, y la fotovoltaica en particular, de 3,5GW aproximadamente. Con todo esto, “no cabe duda de que en los próximos años las oportunidades de negocio en el sector agrícola solo van a crecer para las ingenierías e instaladoras de energía solar”, afirma Iñaki Pacha responsable de Andalucía en Krannich Solar.
Fuente; unef.es

MIL MILLONES DE INVERSIÓN/ Con Qualitas, fundador de Fotowatio, impulsa Vela Energy, que se ha hecho con 244 megavatios fotovoltaicos. Arrebata el liderazgo a T-Solar, en otro vaivén del mapa de renovables.

El suministro en edificios municipales y el alumbrado público provienen de energías renovables

 

Coalición por Melilla (CpM) instará al Gobierno de la Ciudad a que incentive el consumo de las energías renovables, en concreto la solar, por parte de particulares.

Hoy que la contaminación es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el planeta, parece que todo el mundo anda a la búsqueda de medios de transporte alternativos que sean más respetuosos con el medio ambiente. Siempre está la opción de las bicicletas. pero, ¿y para aquellos que no quieren hacer el esfuerzo de pedalear? En ese caso puede que les interese el “invento” del que os vamos a hablar a continuación: la bicicleta solar.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto