Ingeniería, Instalación y Desarrollo Solar

Bankinter logra una fuerte demanda en su primera emisión de bonos verdes

02-Feb 2020
El banco emite 750 millones de euros en deuda sénior no preferente a siete años y se une a BBVA, Santander y CaixaBank entre los grandes bancos con colocaciones sostenibles. Pagará un interés del 0,625% por los bonos.
Bankinter se ha unido hoy a la lista de grandes bancos españoles que apuestan por la sostenibilidad con emisiones de bonos verdes. El banco está en el mercado con su primera colocación de este tipo, que tendrá el formato de deuda sénior no preferente a siete años y asciende a 750 millones de euros. BBVA y el propio Bankinter son los principales colocadores de la operación.
 
La entidad ha identificado los préstamos que cumplen los criterios para ser financiados con emisiones sostenibles, cuenta con el visto bueno de un verificador independiente y ha presentado ante los inversores sus credenciales para abrir fuego en este territorio. Y lo ha hecho con una fuerte respuesta del mercado, ya que la demanda ha ascendido a 3.000 millones, cuatro veces el tamaño de la emisión, según los datos de Bloomberg.
 
El apetito de los inversores ha permitido a Bankinter rebajar el tipo de interés que pagará por esta deuda, hasta dejarlo en el 0,625%.
 
BBVA fue el primero del sector en España que se lanzó a los bonos verdes. Lo hizo en 2018 con 1.000 millones de euros y repitió el año pasado con otro tanto. Santander se unió en 2019, también con 1.000 millones, una cifra idéntica a la colocada por CaixaBank el pasado ejercicio, aunque el banco catalán optó por los bonos sociales.
 
Con Bankinter ya en la lista, son cuatro los bancos del Ibex en tener emisiones específicamente destinadas a financiar la lucha contra el cambio climático y la desigualdad. Bankia y Sabadell quedan pendientes.
 
Bankinter destinará los fondos conseguidos con sus bonos verdes a financiar dos negocios: energías renovables (solar, fotovoltaica y eólica) y desarrollo o adquisición de edificios "residenciales, públicos y comerciales" que cuenten con el sello sostenible, según ha comunicado en su presentación a los inversores.
 
Préstamos antiguos y nuevos
 
Por ahora, Bankinter ha identificado una cartera de préstamos de 630 millones de euros que cumplen los criterios. La gran mayoría corresponde a energías renovables (el 87%), con victoria absoluta de la alternativa solar, y el resto a edificios verdes.
 
Esta financiación es la que servirá de respaldo al primer bono verde de Bankinter, pero el banco incluirá también (para esta emisión verde o las que puedan venir) próximos préstamos que haya en estos campos y que serán verificados por el Comité de Bonos Verdes de la entidad, que se reunirá al menos dos veces por año.
 
Bankinter no tiene intención de salirse de su estrategia para ganar peso en créditos sostenibles. El banco ha avisado a los inversores de que los préstamos "están y estarán localizados en el área geográfica natural de Bankinter, con un fuerte foco en España". Y si en algún momento la cuantía de créditos no cubre la totalidad de los fondos conseguidos con las emisiones verdes, el banco se compromete a que el remanente se invertirá en otros bonos europeos que luchen contra el cambio climático hasta que cuadren las cuentas.
 
Podrá hacerlo en varios nombres españoles. Las empresas y los bancos nacionales emitieron el año pasado 7.400 millones de euros en bonos verdes, sociales o responsables, de los que 4.000 millones procedieron de los bancos. Esa misma cantidad fueron estrenos firmados por Telefónica, FCC Medio Ambiente, Santander y CaixaBank.
 
Y en 2020 ya hay varias emisiones con el sello sostenible. La primera fue el debut de Red Eléctrica, mientras que Telefónica ha sido pionera en el sector de las telecomunicaciones conel primer bono verde híbrido en esta industria. Adif, por su parte, ha efectuado este miércoles una nueva colocación sostenible por importe de 600 millones de euros.
 
Con esta ayuda y la de miles de empresas más, BBVA anticipa que en 2020 se logrará un nuevo récord de emisión de bonos verdes: 320.000 millones de dólares (casi 290.000 millones de euros). La organización Climate Bonds Initiative, por su parte, espera que el mercado supere los 350.000 millones de dólares y que llegue incluso a los 400.000 millones de dólares, aunque en su cómputo incluye también los préstamos verdes y no solo los bonos.
 
Fuente: www.expansion.com

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto