Ingeniería, Instalación y Desarrollo Solar

ACS vende a Galp sus proyectos fotovoltaicos en España por 2.200 millones

23-Ene 2020
ACS acaba de revelar que el comprador de sus proyectos fotovoltaicos en España valorados en 2.200 millones de euros ha sido la portuguesa Galp. Esta desinversión le generará un beneficio neto total de "unos 330 millones de euros".
 
 
La compañía que preside Florentino Pérez comenzaba el año con una importante desinversión valorada en 2.200 millones de euros que incluía sus proyectos fotovoltaicos en España. Pero no ha sido hasta hoy cuando ha comunicado que el comprador ha sido Galp Energía.
 
El motivo es que ACS prefería esperar a que la operación se completara. Y ha sido precisamente hoy cuando la compañía, a través de su filial ACS Servicios, Comunicaciones y Energía "ha alcanzado un acuerdo definitivo con el grupo Galp Energía, sujeto a la ratificación por su órgano de gobierno antes del fin de este mes ya las autorizaciones habituales en este tipo de contratos, para la venta de su participación en proyectos de energía fotovoltaica sitos en España", según reza el comunicado que ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 
El valor total de la empresa que se espera alcanzar ronda los 2.200 millones de euros y le generará un beneficio neto total de "unos 330 millones de euros", que incluyen las plusvalías de 250 millones que la compañía anticipó el pasado 3 de enero, cuando comunicó esta venta. Estas ganancias se incluirán en las cuentas de 2019, como ya avanzó la compañía.
 
Los proyectos fotovoltaicos de los que se ha desprendido están en España y son tanto los que están actualmente en funcionamiento como los que se espera que se vayan desarrollando y se pongan en funcionamiento hasta 2022 y 100 MW del año 2023. Todos ellos con con una potencia total instalada de unos 2.930 MW.
 
La filial tiene en España casi la mitad (el 43%) de esta cartera de proyectos en desarrollo, según los datos previos a la operación con Galp, el 29% de los proyectos se localizan en Norteamérica y un 26% más, en Latinoamérica.
 
Esta operación se produce después de que el pasado mes de noviembre, el director general corporativo del grupo, Ángel García Altozano, avanzara la intención del grupo de concluir la desinversión de los activos de energías renovables que tiene en su filial Zero-E, Los activos y proyectos fotovoltaicos constituyen el 70% de la cartera de Zero-E, la filial en la que hace un año el grupo agrupó todo su negocio y nueva apuesta por la energía 'verde'. Otro 27% son parques eólicos y el resto, termosolares.
 
En un primer momento, la compañía consideró colocar Zero-E en Bolsa, igual que en 2015 hiciera con Saeta, pero una vez descartada esta posibilidad por la inestabilidad de los mercados, se contempló abrirla a la entrada de socios o bien la venta de determinados activos.
 
No obstante, la compañía ratificó la apuesta del grupo por el negocio de renovables, al asegurar que seguiría invirtiendo en la construcción de instalaciones de generación de energía limpia, tanto en España como en el exterior.
 
ACS destinó a este negocio 850 millones entre enero y septiembre de 2019, con lo que superó los 480 millones invertidos en todo 2018, y copó la inversión neta total de 1.271 millones realizada hasta septiembre. Asimismo, derivó en un repunte del endeudamiento de ACS, que el grupo había logrado poner a cero, de forma que a cierre del tercer trimestre presentaba un endeudamiento neto de 1.236 millones.
 
Una Galp más verde
 
Para la portuguesa Galp, esta compra se enmarca en la apuesta de negocio de generación eléctrica bajo en emisiones que impulsa desde el pasado año, a semejanza de Repsol o BP, y por la que ha entrado en el mercado eléctrico español, con la toma en 2018 de una participación del 25% en la comercializadora eléctrica Podo.
 
Así, el pasado año firmó acuerdos con empresas como X-Elio para el desarrollo de contratos de compra de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés), que permitirá la construcción de varias plantas fotovoltaicas con una capacidad conjunta de 200 megavatios (MW) en España. Con Grenergy firmó otro contrato para la venta de energía a largo plazo de entre 300 y 360 gigavatios anuales (GWh/año), por medio de un conjunto de proyectos de energía solar fotovoltaica que suman 200 MW.
 
Fuente: www.expansion.com

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto